Nuestra apuesta es compartir espacios de trabajo, colaboración y reflexión con mujeres, niñas y adolescentes periféricas migrantes, encaminados a la construcción y fortalecimiento de su autonomía y dignidad desde el acompañamiento feminista, anticapitalista, anticolonial y antiadultocentrista por la defensa de los derechos de las mujeres, niñas y adolescentas.

Nuestra corazona colectiva late por construir espacios de autonomía transformadora, buscando que en ellos existan reflexiones y acciones hacia el cuidado personal y colectivo, reconociendo las distintas dimensiones cuerpo-territorio-emociones-espiritualidades que habitan las niñas, adolescentas, jóvenas y mujeres periféricas para que promuevan y defiendan sus derechos. 

Los ejes de nuestro trabajo son:

Fortalecimiento de las niñas y adolescentas migrantes de familias jornaleras, cuestionando los imaginarios hegemónicos y aspirando a la colaboración y organización entre ellas. 

Acompañamiento integral feminista. Acompañar el andar con las familias jornaleras agrícolas migrantes y  a las  jóvenes y adolescentes frente a casos de violencia extrema como el feminicidio, desaparición  o casos de violencia sexual, así como acompañamiento en materia de derechos sexuales como procesos de acceso seguro a aborto. 

Incidencia política, justicia reproductiva y libertad de tránsito. Posicionar dentro de las políticas públicas estatales, municipales y federales  la importancia de las mujeres y niñas migrantes internas dentro de las políticas en materia de migración y movilidad humana. Visibilizar a las mujeres jóvenes y adolescentas indígenas, rurales y periféricas sus necesidades y demandas que pasan por su cuerpo y sus territorios. 

Ayuda humanitaria. Ofrecer alimento, vestido e información a las mujeres, adolescentas, niñas y a los migrantes centroamericanos que transitan por Michoacán en condiciones de precariedad y vulneración a sus derechos humanos.